domingo, 20 de octubre de 2013

Tarta de queso y calabaza con praline de pecanas

Con esta receta me presento al reto de Octubre de cocineros de mundo de Google+ en el apartado dulce.
Como ya os comenté con la quiche de setas, este mes nos han dado a elegir entre dos ingredientes muy otoñales, las setas y las calabazas.



Así que como son dos de los ingredientes que más me gustan, no me he podido resistir y presentarme otra vez al reto, pero esta vez de forma dulce.
La tarta en si es muy fácil, no lleva nada de gelatina o de cuajada ni necesita ponerse al fuego.



La podéis hacer en versión tarta grande o en vasitos individuales.
El praline de nueces picanas está... increíble. Lo podéis hacer con almendras o nueces normales si no encontráis las pecanas, aunque las pecanas están... ;)



El tipo de calabaza que he utilizado es la que en ingles se conoce como "Butternut squash" y en español creo que es la calabaza vinatera. La que tiene la parte de abajo, el culete, más ancho que la parte de arriba. Este tipo de calabaza tiene la piel muy fina y se puede comer sin problemas, así que nos quitamos el engorro de pelarla.



La calabaza en Estados Unidos la utilizan bastante para hacer postres, tartas y galletas para la famosa fiesta de "Acción de Gracias". Allí venden la calabaza ya cocida y en lata y una mezcla de especias que se llaman "especias para el pastel de calabaza", que es una combinación de canela, nuez moscada, clavo, jengibre...



Tarta de queso y calabaza con praline de picanas

Ingredientes:

Para la mezcla de queso y calabaza
650gr de calabaza (sin cocer y sin pelar)
1 canela en rama
1 anís estrellado
200 gr de queso crema (tipo philadelpia)
50 gr de jarabe o sirope de agave (si no tenéis podéis utilizar miel o azúcar)
100 ml de nata para montar (35% materia grasa)
1 cucharadita de canela
1/2 cucharadita de nuez moscada
1 pizca de clavo molido
1 pizca de anís molido
1/2 cucharadita de jengibre en polvo


Cortamos la calabaza en dado no muy pequeños y la ponemos a cocer junto con la canela en rama y el anís estrellado. Cuando esté blanda (depende de lo grande que hagáis los trozos) escurrimos y dejamos enfriar.
Una vez fría batimos la calabaza con todas las demás especias y el queso crema. Cuando esté todo bien integrado añadimos el jarabe de agave.
Añadimos la nata y con las barillas mezclamos bien la mezcla. Reservamos.


Para la base:
50 gr de galletas (tipo María)
50 gr de nueces pecanas
50 gr de mantequilla

Ponemos todos los ingredientes en el robot de cocina hasta que esté todo bien integrado. Ponemos esta mezcla en la base de nuestro molde, apretando bien con las manos o con una cuchara.

Añadimos la mezcla de la calabaza por enzima y dejamos enfriar (mínimo 8 horas)

Para el praline de pecanas
50 gr de azúcar moreno
50 gr de azúcar
50 gr de pecanas

Echamos los dos azúcares en una sartén con 4 gotas de agua. Lo ponemos a fuego medio y sin remover dejamos que se empiece a hacer el caramelo, una vez que veamos que ha empezado a derretirse, movemos y cuando esté completamente líquido añadimos las pecanas. Removemos durante un par de minutos y vertemos sobre una bandeja de horno con papel de horno. Dejamos enfriar.
Tener cuidado y no toquéis el caramelo que es una de las peores quemaduras!!!

A la hora de montar la tarta podéis poner un poco de nata montada y clavar el parline. 



1 comentario:

  1. que pinaza tiene la tarta niña, voy a ver si te voto :) un besoteeeeeeeeeeeeee.

    ResponderEliminar